Subsecretaría de Educación Superior

Era digital y convergencia tecnológica abren retos y oportunidades a universidades de país

08 de mayo de 2018

La educación y las universidades deben mantenerse en el centro de cualquier estrategia ante este complejo desafío

El sistema demanda un cambio de paradigma en la educación superior para enfrentar los retos del presente y del futuro

En este mundo emergente son cada vez más comunes las fábricas inteligentes, el creciente uso de la robótica y la inteligencia artificial, lo cual abre importantes retos y oportunidades a las universidades del país para que hagan frente a los cambios digitales y a la convergencia tecnológica, expresó el subsecretario de Educación Superior de la SEP, Dr. Rodolfo Tuirán, al inaugurar los trabajos del Seminario Internacional “Opciones y Desafíos en México para las Instituciones de Educación Superior ante la Sociedad Digital”, que se lleva a cabo en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El titular de la SES expuso que, ante este escenario de cambios drásticos, se prevé que las economías emergentes como México sufran impactos significativos y, dijo, quien se quede fuera de este proceso de transformación, sólo será testigo de la forma en que se agranda la brecha de inequidad social al tiempo que aumentan la pobreza y marginación.

Mencionó que la sociedad está abriendo la puerta a la cuarta revolución industrial, marcada por la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas que demandan las transformaciones en curso, por lo que se prevé un movimiento a gran escala con modificaciones en los entornos de formación, trabajo, comunicación y relaciones.

Consideró que la educación y las universidades deben mantenerse en el centro de cualquier estrategia ante este complejo desafío, sin embargo, también reconoció que en un contexto de rápidas y continuas transformaciones, el sistema demanda al menos un cambio de paradigma, sobre todo en la educación superior, para enfrentar los retos del presente y del futuro.

El subsecretario enfatizó que la cuarta revolución industrial supone la realización de cuantiosas inversiones en capital humano, principalmente en aquellas habilidades que son complementarias a las del progreso técnico; una formación continua más robusta para cambiar y diversificar habilidades durante toda la carrera laboral; y el aliento a la creatividad y al desarrollo de capacidades no cognitivas.

Asimismo, puntualizó que las universidades deberán orientar sus esfuerzos a profundizar la retroalimentación con el sector productivo, impulsar iniciativas empresariales, ejecutar bloques de educación continua (Sprints) y apostar por la resiliencia educativa como una manera de dominar el complejo proceso de adaptabilidad para “aprender a aprender” y “aprender a desaprender”.

En este marco, subrayó que la formación educativa tradicional, en la que el estudiante avanza en la educación superior por un periodo largo de tiempo, se está volviendo obsoleta, tomando en cuenta los rápidos cambios en la generación y difusión del conocimiento.

“La adaptación a los nuevos escenarios a lo largo de trayectorias laborales, será fundamental para que los egresados de las instituciones de educación superior sigan siendo competitivos y plenos a lo largo de sus vidas”, concluyó.

Por su parte, Eduardo Peñaloza Castro, rector de la UAM, planteó que la configuración mundial actual, altamente dinamizada por aplicaciones tecnológicas y de comunicación que revolucionan patrones de innovación, producción, distribución, comercialización y consumo de bienes y servicios a nivel global, obliga a los actores de cada sector a poner especial atención en su papel preponderante, con la finalidad de evitar el rezago en una vía sin retorno y sin pausas.

A la ceremonia de inauguración del Seminario asistieron José Mustre de León, director general del CINVESTAV; Roberto Escalante Semerena, secretario general de la UDUAL; José Franco López, coordinador del Foro Consultivo, Científico y Tecnológico; Miguel Adolfo Guajardo Mendoza, representante del Conacyt; y Celso Garrido Noguera, profesor distinguido de la UAM y coordinador Académico del Seminario.

La legalidad, veracidad y la calidad de la información es estricta responsabilidad de la dependencia, entidad o empresa productiva del Estado que la proporcionó en virtud de sus atribuciones y/o facultades normativas.